CARNERILLO: La Policía busca a peligroso delincuente relacionado con robos de cerdos.

Carnerillo 22 de octubre de 2021 Por Redacción Región Del Maní
Más que peligroso este delincuente era ratero, recorría campos y casas quintas aledañas llevándose lo que encontraba a su paso; siendo sus preferidos los cerdos, los lechones y las ovejas junto a sus crías
chancho

Corría la década del 1940 en la localidad de Carnerillo , por aquellos años  un pequeño pueblo rural de unos pocos habitantes. En lo que respecta a la seguridad, el destacamento policial de Carnerillo dependía de la localidad de Olaeta; al frente de esta Comisaría estaba un nativo de General Cabrera, Santiago Romagnoli.

Por aquel entonces azotaba la tranquilidad de la región un conocido delincuente apodado el “Pata Sucia ” seudónimo ganado segura por no acercarse demasiado seguido a la palangana para higienizar sus pies. Más que peligroso este delincuente era ratero, recorría campos y casas quintas aledañas llevándose lo que encontraba a su paso; siendo sus preferidos los cerdos, los lechones y las ovejas junto a sus crías; animales que una vez robados usaba para su subsistencia o los revendía en otros lugares a precios más económicos que lo que fijaban las reglas del mercado.

Tras los pasos del delincuente se hallaba por aquel entonces el aguerrido policía Romagnoli  que se había trasladado desde la comodidad de la comisaría de Olaeta hasta un campo lleno de pastizales en la zona de médanos de Carnerillo donde aparentemente ese noche “Pata Sucia ” acompañado de algún cómplice había realizado un robo. El hombre de la ley ingresa en el campo con la esperanza de dar con el delincuente y cuando ve un movimiento detrás de unas matas creyó que estaba cerca de su presa, empuña el arma reglamentaria y grita:

_Salí … Salí estás rodeado

Detrás de las matorrales se escuchaba:

_ ¡¡¡ Oh… Oh … Ohh ¡!!!

El Comisario creía que se estaban burlando de él entonces a viva voz gritaba cada vez más fuerte:

_ ¡¡¡¡ Salí Pata Sucia  o te mato!!!

Tras varios intentos juntó coraje para quedar cara a cara con el delincuente que podía estar armado también; sigilosamente se fue arrimando hasta que encontró una cueva tras el matorral, alumbra el lugar con su farolito y se lleva una gran sorpresa al notar que en el lugar estaba una chancha con sus lechones, el animal asustado por su presencia era quien decía el “Oh…Oh…Oh”.

Al parecer “Pata ” dejaba escondidas allí sus presas hasta que conseguía donde venderlas. Seguramente algún tiempo después lograron encerrarlo tras las rejas pero la anécdota de esa noche llega hasta nuestros días, seguramente con el correr de los años la misma fue sufriendo el agregado de nuevos detalles.

Agradecemos a Elber Romagnoli un cabrerense de más de 70 años radicado en Córdoba,  que nos ayudó a armar esta historia.

 

Redacción Región Del Maní

Región del Maní; sitio web de Noticias redactado desde la Ciudad de General Cabrera.
Director, Gerardo Daniel Bessone

Te puede interesar

Newsletter

Te puede interesar