GRANADERO BAIGORRIA (Santa Fe): Un cementerio con oscuras historias.

Más Noticias 28 de diciembre de 2020 Por Redacción Región Del Maní
Paradójicamente en ese cementerio comparten la mote de “impuros” las víctimas que fueron mujeres esclavizadas por las mafias de la prostitución y los victimarios, que eran los “fiolos”
067
Foto periodista Enrique Grinberg

En notas anteriores de la página “Región del Maní” hablamos de la historia de la nefasta mutual “Varsovia” que nucleaba a fiolos y cafisos que explotaban mujeres en Buenos Aires; en dicha etapa oscura de la sociedad Argentina se basó la serie televisiva de Canal 13 de Buenos Aires Tierra de Amor y Venganza. También comentamos que en Avellaneda existe el cementerio Judío de los “impuros” donde se buscó intensamente la tumba de “La Polaca” Raquel (en la ficción interpretada por la “China Suárez”) si bien los datos dicen que está sepultada allí , no pudieron localizar su tumba pero le hicieron una placa homenaje a su lucha contra las mafias en el lugar.

Cuando la falsa “Mutual” de los judíos de la mafia perdió su personería jurídica no pudieron más utilizar el cementerio de rufianes y prostitutas, llamados impuros, en Avellaneda en la Provincia de Buenos Aires y a partir de allí los fallecidos se sepultaban en Granadero Baigorria, una Ciudad santafesina ubicada cerca de Rosario.

Paradójicamente en ese cementerio comparten la mote de “impuros” las víctimas que fueron mujeres esclavizadas por las mafias de la prostitución y los victimarios, que eran los “fiolos” que lucraban con el cuerpo de las esclavas sexuales.

El periodista Enrique Grinberg, que fue quién llevó a cabo las mejores investigaciones de la mafia también investigó el cementerio de Baigorria, en un momento se buscaba allí la posible tumba de “La Polaca” pero los investigadores se inclinaron a Avellaneda.

A mediados del mes de octubre de 2019 reabrió sus puertas el Cementerio de la Unión Hebraica Paganini en Granadero Baigorria, provincia de Santa Fe, conocido también como el “Cementerio de los impuros”. Esta última referencia fue adoptada por la denominación que les dieron los propios judíos a los rufianes y las madamas que se dedicaban al negocio prostibulario y a la trata de mujeres.

A partir de 1930 la actividad de la prostitución fue perseguida en la ciudad de Rosario, y es en aquellos años que los rufianes rosarinos que sostenían el negocio decidieron trasladar su actividad al pueblo de Paganini, hoy conocido como Granadero Baigorria. Allí adquieren un terreno lindante al Cementerio Municipal que utilizarían como cementerio propio. El último entierro registrado en esta necrópolis data de 1971.

Estas chicas polacas, que fueron engañadas, explotadas y esclavizadas no tienen un memorial, y es por eso que no podemos permitir que se borre o extinga su memoria, aunque no sepamos ni sus nombres ni conozcamos sus rostros.

El periodista Hugo Cravero del diario Página 12 en el año 2018, antes de la limpieza y puesta en valor del cementerio escribió una nota tras la visita y resalta el testimonio de uno de los encargados de los cementerios de la localidad; en la nota narra que el encargado comunal, que le abrió el panteón hebraico, poco y nada sabía en referencia al lugar. "Un hombre de Mar del Plata o Bahía Blanca, cuando en verano va para Córdoba, pasa por Baigorria y viene acá. Antes me llama y me dice que va a pasar. Yo le abro el cementerio y él se queda ante una de las tumbas. No sé ni el nombre, pero es el único que todavía viene a visitar algún familiar", me dice Enrique, el responsable del camposanto tratando de resumir algunas de mis consultas constantes. En sí no es el único que visitó el lúgubre predio recientemente, el año pasado una organización judía (cree que mi entrevistado que rosarina), llegó con niños al predio e hizo una visita más educativa que rememorativa.

El periodista Hugo Cravero describió el lugar antes de su restauración en estos términos: “…Caminar por el derruido cementerio hebreo de Baigorria denota el ocaso de algo que fue fastuoso. El esplendor de lo que ya no está, que se ha ido al cajón de los olvidos necesarios. Las callejuelas son habitadas por las 144 tumbas, caídas por el tiempo ladino, el descuido y el abandono. Es casi imposible creer que muchos de los inertes cuerpos que allí ya son polvos y huesos apolillados, fueron, en muchos casos, hombres poderosos. Dueños de la vida y la muerte. Rufianes proxenetas que vendían y compraban mujeres como una mercancía útil para sus perversos negocios…”

Dicen que en la década del 30, cuando Baigorria se llamaba Paganini, la recaudación municipal por las habilitaciones de los prostíbulos y los sellos en las libretas sanitarias de las mujeres explotadas allí era tan importante que se construyeron las mejores obras. Se puede afirmar que fueron años de esplendor para la comuna de Paganini que pudo hacer el edificio municipal, arreglar calles y barrios, crear puestos laborales y construir la plaza 9 de julio de barrio Centro.

Historias que no debemos olvidar para que no se repitan en nuestra Argentina… Un cementerio quedó como mudo testigo de los hechos.

 

084AVELLANEDA: Historias de cementerio … La historia de la tumba de la Polaca de ATAV.
019AVELLANEDA: Historias de Cementerio… ¿¿¿ Existe la tumba abandonada de Samuel Traumann ????

Redacción Región Del Maní

Región del Maní; sitio web de Noticias redactado desde la Ciudad de General Cabrera.
Director, Gerardo Daniel Bessone

Te puede interesar