OBERÁ (Misiones): Los fantasmas del Cementerio Sueco reclaman lo que le robaron.

Más Noticias 18 de febrero de 2021 Por Redacción Región Del Maní
En el cementerio sueco, entre Oberá y Villa Svea, descansan los pioneros, tras una vida de esfuerzos y grandes sacrificios y es un lugar histórico para toda la comunidad.
300 cementerio sueco de obera

Redacción de la nota visitemosmisiones.com

Oberá es, para cualquiera, simplemente una ciudad de la zona centro de la provincia; sin embargo, desde hace años una leyenda se hace presente en cualquier charla esotérica o en las calles abandonadas cercanas al cementerio sueco de esta localidad.

El cementerio Sueco fue varias veces saqueado durante los años 90´ e incluso hasta hace poco tiempo continuaron, ya sea por bromistas o inescrupulosos que seguramente pensaban extraer ganancias de algo que pueda quedar en el cuerpo o de los huesos mismos. De estos hechos en particular se tejieron varias hipótesis que llegan desde ritos satánicos o penitencias que pagar con el más allá.

Luego de conocerse los primeros saqueos al cementerio, numerosos vecinos del lugar comenzaron a hablar de ciertas apariciones y hasta de destellos en el cementerio que atribuían al malestar de los muertos por haber  profanado su lugar de descanso.

Durante el año 2009, el relato de un taxista que llevaba pasajeros hasta villa Svea donde se encuentra el cementerio y que concuerda con otros, en el que figuras luminosas de color blanco se desplazaban entrando y saliendo  del campo santo comenzaron a circular y acrecentar la leyenda que hasta el día de hoy no tiene documentación fotográfica o fílmica que la avale.

En 1998 Roberto Mieres, Oriundo en ese entonces en Guaraní, contaba entre sus amigos que en una oportunidad en su trayecto diario repartiendo golosinas para una empresa de la zona y al quedarse en inmediaciones del cementerio por problemas en su camioneta, recibe la ayuda de un simpático hombre de unos de 60 años que lo ayuda a arrancar luego de que el no pudiera lograrlo. Al poder continuar su trayecto y habiendo solucionado el inconveniente en el arranque, Roberto decide que llevará a este buen hombre hasta su casa, pero este se niega diciendo simplemente que su casa estaba cerca y lo ve entrar ante su atónita mirada al Cementerio Sueco, simplemente atravesando las rejas como si ellas no existieran.

Aún hoy y con toda la tecnología existente para captar imágenes, como celulares, cámaras digitales y de video, los relatos de fantasmas o luces en el cementerio se siguen sumando y acrecentando la leyenda pero no pasan de ser solamente una anécdota en las reuniones familiares o de amigos.

En el cementerio sueco, entre Oberá y Villa Svea, descansan los pioneros, tras una vida de esfuerzos y grandes sacrificios y es un lugar histórico para toda la comunidad.

299 cementerio sueco

Redacción Región Del Maní

Región del Maní; sitio web de Noticias redactado desde la Ciudad de General Cabrera.
Director, Gerardo Daniel Bessone

Te puede interesar