BERROTARÁN: Nunca se pudo develar el misterio de las vacas mutiladas en el año 2002.

La localidad de Berrotarán llegaba a los medios de comunicación nacionales en el año 2002
286

Fotos no aptas para personas sensibles, las puede ver Presionando AQUÍ

Fotos no aptas para personas sensibles, las puede ver Presionando AQUÍ

La localidad de Berrotarán llegaba a los medios de comunicación nacionales en el año 2002 tras haberse producido en un campo de la zona un hecho de las denominadas mutilaciones de vacas; donde la mitología popular llegó a hablar del “chupacabras”.

Hechos de una gran similitud a los observados en una amplia zona agrícola de Argentina  entre junio y julio de 2002, vinculados con la aparición de vacunos muertos con mutilaciones, provocaron misterio e intriga en el ámbito agropecuario.

La vacas aparecían muertas con mutilaciones en parte del cuerpo, lo más común eran las mutilaciones en los maxilares con cortes muy precisos, similares a un bisturí y sin rastros de sangre. Cuando las vacas son atacadas por pumas o jabalíes las heridas son de desagarro de la carne algo similar sucede cuando fallecen de muerte natural y son consumidas por aves carroñeras, pero en los casos del año 2002 los cortes eran perfectos y se sucedieron desde Bahía Blanca en la Provincia de Buenos Aires hasta el norte de la Provincia de Córdoba.

Otro dato curioso es que las vacas muertas y mutiladas nunca eran comidas por otros animales; chanchos jabalíes, peludos, caranchos y hasta zorros no se arrimaban a los cadáveres de las vacas mutiladas.

La cantidad de denuncias por la aparición de animales mutilados se multiplicaba con el correr de los días y se amplió el área de cobertura, incluyéndose a La Pampa, Río Negro y Neuquén, entre otras provincias. No fueron pocos los profesionales que se ocuparon del caso y que no encontraron una respuesta que tranquilice a los productores, cuyo perjuicio económico se magnificaba día a día.

Para el Senasa, por entonces, las mutilaciones eran “casos aislados de prácticas esotéricas”. Expertos de Visión Ovni, con investigaciones en los Estados Unidos, sugirieron que en el tema había supuestos extraterrestes. También aparecieron otros animales mutilados, pero en menor cantidad. Se trató de caballos, ovejas, cerdos, guanacos y hasta un jabalí.

 Una  versión del Senasa, que antes sugirió que los casos eran por muerte natural y, luego, por ataques de carroñeros dijo que  todo fue obra del ratón hocicudo rojizo.

En el caso de Berrotarán el periodista de Río Tercero Fabián Menichetti cubrió la noticia para el Diario La Voz del Interior y ahora lo volvió a comentar en su Web Tercer Río donde explica: “…Como está señalado, sucedió en un campo de la zona de Berrotarán, en el sector de sierras. La noticia, de inmediato no sólo se difundió en los medios de la región, sino también de la provincia. Un novillo Aberdeen Angus, de 170 kilos era el animal encontrado con estas heridas o mutilaciones. Tenía el maxilar inferior y parte del superior derecho con su músculo extraído. Internamente le faltaba parte de la tráquea, la faringe, la laringe, además de la lengua y un ojo. No distaba demasiado de los hallazgos que ocurrían en otros lugares. Como en todos los otros casos, lo que llamaba la atención, era la precisión de los cortes, por lo que generaba dudas si se había tratado de un animal carroñero el que le había provocado los mismos. Un veterinario, convocado por el caso, docente de la Universidad Nacional de Río Cuarto, señalaba a los medios que le llamaba la atención lo siguiente: el párpado, de donde le había sido extraído el ojo tenía un pequeño círculo, con un punto en el medio, como si hubiera sido marcado a fuego. También agregaba la precisión de los cortes en las mutilaciones del animal. Admitía, en aquella entrevista, que en 20 años de profesión no había visto algo similar…”

Los fenómenos parecían olvidados hasta que en año 2018; en la localidad de La Cocha, San Luis, el vecino Eduardo Angel Ceballo relató —en su cuenta de Facebook— la aparición de una vaca mutilada. La publicación se volvió viral y desde entonces comenzaron a denunciarse casos similares en San Pablo, Potrerillo y Tilisarao. En campos cercanos a Colonia Durán, en Santa Fe, el hecho fue más impactante, ya que aparecieron muertas siete vacas preñadas.

Redacción Región Del Maní

Región del Maní; sitio web de Noticias redactado desde la Ciudad de General Cabrera.
Director, Gerardo Daniel Bessone

Te puede interesar