VENADO TUERTO: El gaucho argentino que llegó a la TV de Estados Unidos por un misterioso caso.

“A partir de ahí anduve muy mal, no podía entender lo que me había sucedido, vivía con miedo y preguntándome por qué me había pasado eso a mí. Cuando lo contaba se reían, no me creían, entonces decidí callar”, confesó
204

El hombre contó que cuando tenía 12 años y vivía con sus padres y sus dos hermanos en la estancia “La Victoria”, ubicada a siete kilómetros de Venado Tuerto, en una madrugada de fuerte neblina cabalgaba por el campo en busca de la tropilla, cuando se topó con lo que él creyó era una casilla de tractoristas. “Yo había escuchado que iban a traer tractores para arar los campos y como los quería ver de cerca obligué a mi caballo, que se había empacado, a acercarnos”, relató.

Cuando se aproximó y pudo ver con más detalle aquel objeto, se dio cuenta de que estaba frente algo extraño. “Era como una casilla, pero con una cúpula alta redonda, quise entrar. Se prendieron como unas luces de muchos colores y como el caballo tenía miedo lo até a una escalera enorme que salía, que recuerdo que era gris y estaba muy fría”, relató. Así fue como Juan ingresó a esa especie de nave donde conoció a lo que él llama “dos seres” que le cambiarían la vida.

El prestigioso canal de TV History presentó  la historia de Juan Oscar Pérez, un gaucho y trabajador rural de Venado Tuerto que, de niño, a fines de los años 70 dijo haber sido testigo de un suceso OVNI. Su relato recorrió el mundo, formó parte de un documental, llegó a medios internacionales y ahora el canal  emitió su relato como uno de los “encuentros cercanos más extraordinarios de la historia registrada”. A pesar de la fama que le dio contar su vivencia, para el venadense se trató de una experiencia traumática que marcó su vida y le convirtió en un ser solitario y atormentado.

“Yo quería hacer otra cosa, a mí me encanta pintar y dibujar, pero después de los 12 años me cambió la vida, lo que me pasó es algo que hasta el día de hoy no puedo entender”, dijo Pérez en diálogo con el diario Argentino “La Nación”

“A partir de ahí anduve muy mal, no podía entender lo que me había sucedido, vivía con miedo y preguntándome por qué me había pasado eso a mí. Cuando lo contaba se reían, no me creían, entonces decidí callar”, confesó. Hasta que años más tarde el caso llegó a oídos del psiquiatra rosarino Néstor Berlanda, quien se puso en contacto con Juan y, tal como el cuenta en el documental de History, durante años trabajó a partir de regresiones mentales para intentar reconstruir y comprender lo que había ocurrido aquella noche.

El especialista, que también participó en el video recientemente emitido, le dijo a El Ciudadano que después de arduos estudios “se descartaron patologías psiquiátricas en Juan y que no había sufrido un brote psicótico en su adolescencia cuando aseguró haber visto una nave espacial”.

299

Foto: Juan a los 12 años junto a Investigadores 

En el documental junto a Bernarda dan detalles del encuentro con lo que él llama “seres”. Cuenta que al ingresar a esa especie de casilla quedó frente a frente de uno ellos. Lo describe como alguien “muy grande”. Este desconocido estaba manipulando una especie de mesa en la cual había abierta “como una pantalla” en la que se proyectaba como una especie de mapa con triángulos y círculos.

En otro momento cuenta que la puerta se empezó a cerrar y él, por miedo a que su papá lo rete si el caballo se escapaba, se tiró de la “casilla”. Pero, como no se podía subir al caballo, le pidió ayuda al “ser más pequeño”. Detalló: “Yo le pedía que me alzara”. Al soltarse, el caballo salió corriendo.

Contó lo que le pasó al llegar a la casa: “Me pasé la mano por el brazo y, cuando miro, tenía como un tajo, como un labio para afuera, pero en lugar de salir sangre salía agua como una picadura de una víbora. Estuve mucho tiempo con la lastimadura abierta hasta que de un momento a otro se fue”. Su caballo murió al poco tiempo de ese suceso

Fuente de información y Fotos La Nación 

Redacción Región Del Maní

Región del Maní; sitio web de Noticias redactado desde la Ciudad de General Cabrera.
Director, Gerardo Daniel Bessone

Te puede interesar

Newsletter

Te puede interesar