ELECCIONES 2021: Jorge Scala el abogado anti aborto que sigue en carrera para las elecciones de noviembre.

ELECCIONES 2021 01 de octubre de 2021 Por Redacción Región Del Maní
El Dr. Jorge Scala (NOS) o simplemente Jorge, es el principal candidato a diputado por Córdoba de Liberales+NOS.
multimedia.normal.aac6e770144d66db.323433206a6f7267655f7363616c615f6e6f735f345f6e6f726d616c2e6a7067

Tras el resultado de las elecciones PASO, siete listas siguen en carrera para las elecciones de noviembre; entre ellas la integrada por los candidatos de G+omez Centurión y Espert en Córdoba.

La Unión Popular Federal presentó 6 listas y el reglamento de la interna decía que sólo participaba de noviembre la lista más votada, por lo que se quedaron en el camino la lista del ex intendente capitalino kirchnerista Giacomino, la del gremio de los remisseros que encabezaba Taborda, los peronistas de Sumate, la lista de Esencia y salud y los kirchneristas disidentes de la “Lista del Pueblo” ; mientras que la lista encabezadas por dirigentes del partido NOS (de los pañuelos celestes) y los Libertarios de Espert participarán de la general.

Libertarios y NOS formaron una lista en conjunto; los Liberatrios son la fuerza del ex candidato a Presidente José Luis Expert y Nos es la fuerza de otro ex presidenciable, Juan José Gómez Centurión, abanderado de los pañuelos celestes: la fuerza en Córdoba  para Senadores anotó a Agustín Spaccesi y Ana Nemer y para Diputados van Jorge Scala y Daniela Welmer

El Dr. Jorge Scala (NOS) o simplemente Jorge, es el principal candidato a diputado por Córdoba de Liberales+NOS.

Es abogado, ha escrito más de una decena de libros y publicado más 100 artículos en revistas especializadas sobre derecho, aborto e ideología de género. Hace tiempo viene dictando conferencias (más de 800 conferencias en 20 países) sobre estos temas. Es también profesor honorario de la Universidad Ricardo Palma (Lima, Perú). Profesor de bioética en la Maestría en Desarrollo Humano de la Universidad Libre Internacional de las Américas (ULIA). Premio Tomás Moro en la categoría Justicia, otorgado por el Instituto Tomás Moro del Paraguay. Premio Juan Pablo II a la defensa de la vida, concedido por la Universidad Fasta de Argentina.

Jorge, usted vivió toda su vida de su trabajo en el sector privado ¿por qué decide lanzarse a la política? Le preguntaron los medios a lo que respondió:

“…Efectivamente nunca trabajé para el Estado. A los cuatro años no sabía leer ni escribir, pero sabía andar a caballo. A los doce comencé a trabajar en las vacaciones de peón de a caballo en un campo familiar. A los quince años comencé a jinetear potros. Una vida tranquila, con las incomodidades de los campos de esa época, sin calefacción, agua caliente, gas o electricidad -hoy la ONU diría que tuve las necesidades básicas insatisfechas... Al comenzar el último año del colegio le comenté a papá que no quería estudiar en la universidad, que me iba a vivir al campo. Me escuchó con atención y me respondió: "Pensalo porque Dios te hizo inteligente y si te dió la inteligencia es para algo, no sé para qué, pero para algo es. Si te vas a vivir al campo no vas a desarrollar tu inteligencia ni usarla en lo que Dios pensó para vos." Su respuesta lo pinta de cuerpo entero y describe muy bien el ambiente familiar. De hecho, mi hermano menor es sacerdote. Lo pensé un poco y me dí cuenta que tenía razón. Al día siguiente le comenté: "Papá, voy a estudiar en la universidad. Todavía no sé qué pero algo voy a estudiar." Estudié Derecho -con orgullo lo pongo con mayúscula-, porque amo la virtud de la justicia desde pequeño -otra deuda con papá-. Empecé a trabajar en un Estudio Jurídico un mes antes del comienzo de las clases y dejé ese estudio un mes antes de rendir la última materia. Cuando me recibí trabajé poco más de un año con dos amigos, pero añoraba encontrar un maestro del cual aprender a su lado la profesión más difícil de ejercer, luego de haber estudiado la carrera más fácil para graduarse -el Derecho, obviamente-. Tuve la oportunidad de empezar a trabajar con un maestro, mi maestro, el Dr. Horacio Roitman, gran comercialista y profesor universitario. Al entrevistarme con él me dijo que iba a pedir referencias al Estudio Jurídico donde había trabajado como estudiante. Al volver a reunirnos me dijo que había recibido mejores referencias mías de las que esperaba; que lo único que le habían mencionado como negativo -mi pertenencia al Opus Dei-, pensando que como Horacio es judío podría molestarle, en realidad a él le parecía un antecedente muy bueno, porque implicaba que tendría un alto nivel ético y el también lo tenía. Con esa coincidencia de fondo trabajamos 7 años. Estimo haber sido un buen aprendiz, porque en dos oportunidades Horacio fue a la función pública -primero como Fiscal de Estado y luego como Presidente del Superior Tribunal de Justicia de la Provincia de Córdoba-, dejando el Estudio Jurídico a mi cargo. Fue una etapa de aprendizaje y desafíos que recuerdo con enorme cariño. Luego puse mi propio Estudio Jurídico, dedicándome también al Derecho Comercial. Asesoramiento de empresas, en especial los conflictos societarios, Bancos y algo de concursos y quiebras -lo menos posible porque me resulta aburrido-. Y así hasta hoy día. La oficina la tengo en plena peatonal, hace 30 años en la misma Galería. Diariamente voy y vuelvo en ómnibus al trabajo. En lo profesional tengo la vida hecha, un lindo grupo de clientes, puedo darme el lujo de organizar mi tiempo como me parezca y dedicarme también a otras cosas. …. ¿Porqué la política? Bueno, el arraigo a la tierra de la niñez y la juventud -en los años que se forma la personalidad- han sido muy importantes en la vida. Soy argentino hasta la tutuca... Y me duele muchísimo nuestra decadencia; principalmente la decadencia moral -de la que se derivan las demás decadencias: cultural, social, profesional, económica, la falta de amistad social, el individualismo, la mediocridad, etc.-. Como he vivido algunos años, soy testigo que esta decadencia brutal comenzó hace unos 40 años. Y la "casta política", los de siempre, Guatemala y Guatepeor han sido impulsores y agentes de la decadencia. Al punto que con unos cuantos ciudadanos de a pié, que vivimos honestamente de nuestros trabajos, deseosos de darle un futuro a las próximas generaciones, decidimos meternos en política. En lo personal el desafío comenzó a nivel provincial con Encuentro Vecinal Córdoba. La ley de "homomonio", aprobada pese a los millones de personas que nos manifestamos en las calles en contra del proyecto de ley, fue el detonante que nos convenció de la necesidad imperiosa de ingresar en el "barro" de la política. Vimos que no había posibilidad de hacer nada siendo honesto y capaz en alguno de los partidos existentes -como línea interna-, y nos largamos a la aventura.

 ¿Por qué en NOS?  El proyecto de ley de legalización del aborto promovido por el presidente anterior me llevó a concluir que la etapa del partido provincial estaba superada, y se necesitaba dar el salto al nivel nacional. Apareció Gómez Centurión -a quien no conocía salvo por su actuación en la guerra de Malvinas- y me puse a ayudarlos en Córdoba en las elecciones presidenciales de 2019. En las provinciales de ese año fui candidato a legislador provincial por Encuentro Vecinal Córdoba. A fin de año, participé en la firma del Acta Constitutiva de NOS, en una finca en las afueras de San Agustín, Provincia de Córdoba. Participé en la elaboración de las Bases y Declaración de Principios, redacción de la Carta Orgánica, y me eligieron para formar parte de la Junta Promotora y apoderado partidario en Córdoba. Y aquí estamos.

¿Cuál es su visión de Córdoba hoy? Córdoba es el segundo distrito electoral de la República Argentina. Es una provincia rica en recursos naturales, industria y turismo. Su universidad tiene más de 400 años y eso moldea en parte la cultura de nuestro pueblo. Ahora bien, es tal la decadencia del país, que Córdoba parece a ojos ajenos como una muy buena provincia. Y hay mucho que desear en todos los campos. Córdoba se ha "sobrevendido". Su realidad es mucho más precaria. Aquí tenemos un partido único que gobierna desde hace más de 20 años y nos ha convertido en un "unicato". Obviamente, con la ayuda de una pseudo-oposición, que le hace el juego y participa en el reparto de las ganancias... Los ejemplos son demasiados. El Poder Judicial no es independiente. El Poder Legislativo es una "escribanía" del gobernador de turno -dos en concreto en tantos años, uno de ellos ya fallecido-. Y el Poder Ejecutivo es un coto de caza de la casta del partido único. Y todo esto, institucionalmente es muy grave. Además, los narcotraficantes se pasean por la provincia; un fallo de 1 Juez Federal de Salta demuestra que las avionetas con droga cruzan la frontera todas las noches, una parte cae en las Salinas Grandes, luego la almacenan en Cruz del Eje y de allí la trasladan para "cocinarla" en la ciudad de Córdoba, de donde sale para Buenos Aires o el exterior -eso sí, "derramándose" en todo el trayecto...-. Esto solo puede suceder con un gobierno, policía y justicia federal afines o cooptados por los narcos. Hay una excesiva carga impositiva, la Caja de Jubilaciones está fundida y la deuda interna y externa de la provincia ya comprometen a la próxima generación. La provincia está bastante bien "maquillada", pero no anda bien.

¿Cuáles serán las principales propuestas que llevará a la Cámara de Diputados?  Son muchas. Algunas son necesarias para lograr un mínimo de humanidad en la sociedad. Por ejemplo: derogación de laley de aborto; derogación de todas las leyes y decretos relacionados con la ideología de género (ESI, ley de identidad de género, DNI X, dialecto "inclusivo", ley de cupo en las Cámaras de Diputados y Senadores, en las empresas públicas y privadas, privilegios a los LGyCía, ley de "homomonio", y un exasperante etcétera... Otras tienen que ver con la erradicación de la pobreza. Para eso es necesario crear fuentes de trabajo genuinas y apoyar las inversiones. Y que el Estado sea eficiente en el gasto público, limitándose al cumplimiento de sus funciones. Hay que atacar simultáneamente estos problemas. En este orden de ideas van la reforma impositiva -hay 170 impuestos en la Argentina, hay que ir eliminando muchos de ellos, bajando progresivamente las alícuotas de algunos; y simultáneamente reformar el Estado Nacional, eliminando las dependencias inútiles, ideológicas o controles absurdos para generar coimas (por ejemplo: ministerio de género, INADI, ley y funcionamiento de la Aduana, y un largo etcétera). Reforma de la Ley de Contrato de Trabajo -tiene 50 años-, para facilitar la creación de empleo genuino y con protección a los trabajadores. Establecer un sistema como el del sindicato de la Construcción para las indemnizaciones de todos los trabajadores, evitando así la "industria" del juicio laboral. Reforma previsional, prohibiendo que la Caja previsional sea utilizada discrecionalmente para financiar el déficit del gobierno de turno. Poner coto a los planes sociales que llevan 20 años, renovándolos por 6 meses a cambio de 40 horas semanales de capacitación y/o trabajo. Reforma del Código Procesal Penal de la Nación, para que deje de ser la garantía de impunidad de los delincuentes. Reforma del Código Penal, aumentando las penas para los delitos en y con la administración pública, etc.

Redacción Región Del Maní

Región del Maní; sitio web de Noticias redactado desde la Ciudad de General Cabrera.
Director, Gerardo Daniel Bessone

Te puede interesar