OLMOS: Se realizó la procesión en honor a Santa Teresita del Niño Jesús.

Olmos es un paraje situado al sudeste del departamento Juárez Celman
299
Fotos: FM Más

Tal como estaba previsto para el domingo 3 de octubre; Vecinos del paraje Olmos en el Departamento Manisero Juárez Celman , acompañados de feligreses de la región, participaron este domingo, de la tradicional misa y procesión en honor a Santa Teresita del Niño Jesús.

Olmos es un paraje situado al sudeste del departamento Juárez Celman, casi al límite con el Departamento Unión, provincia de Córdoba, Argentina, distante a unos 6 km al sur de la Ruta Nacional Nº 8. Olmos se encuentra 12 km de La Carlota y en cercanía a la Laguna La Brava.

Olmos, como tantos otros pueblos, fueron enclaves que se fundaron a partir de la expansión de las vías y daban soporte al tren, que necesitaba estaciones intermedias para reponer agua, carbón, madera, pero también para cargar productos que hagan viable el sistema y los lleven al puerto. Antes, solía llamarse Villa Felipa.

244464603_4185210791601900_1033732085554693183_n

Olmos es un paraje situado al sudeste del departamento Juárez Celman, casi al límite con el Departamento Unión, provincia de Córdoba, Argentina, distante a unos 6 km al sur de la Ruta Nacional Nº 8. Olmos se encuentra 12 km de La Carlota y en cercanía a la Laguna La Brava.

Olmos, como tantos otros pueblos, fueron enclaves que se fundaron a partir de la expansión de las vías y daban soporte al tren, que necesitaba estaciones intermedias para reponer agua, carbón, madera, pero también para cargar productos que hagan viable el sistema y los lleven al puerto. Antes, solía llamarse Villa Felipa.

En su pleno desarrollo, Olmos fue un pueblo de 400 habitantes y alrededor de 1.000 en toda su pedanía. En la actualidad, debido a la constante emigración, es habitado por una sola familia.

244392210_4185211678268478_5771567641824130755_n

Tomás, un apasionado por las historias de los pueblos, recopiló información del libro escrito por Héctor Almena y testimonios de ex pobladores, para difundir la historia de este pueblo. En su página de Facebook, “Pueblos de Cordoba, Argentina”, deja plasmadas fotografías y reseñas sobre los pueblos que recorre.

En sus épocas de apogeo, Olmos tenía dos panaderías: “La Internacional” de Luis Cozzolino, y “La Nueva” de Emilio Sánchez. También existían dos carnicerías cuyos propietarios eran Manuel Carranza y Matías Almena. Había almacenes de ramos generales entre los que figuraban Casa Aramburu, Antonio Provens y Juan Letona e Hijos que eran acopiadores de granos.

Los bares del pueblo pertenecían a Emilio Provens y a Don Ottorino, donde los habitantes se reunían a jugar a las cartas y al billar. Para lucir peinados y cortes de cabello, concurrían a tres peluquerías. La de damas era atendida por Esther Rosa Carranza, y las de caballeros por Antonio Pedraza y Alejandro Medina. Los viajeros y proveedores se alojaban en el único hotel con 7 habitaciones de Juan Regis, luego de Jacinto Provens.

300

También contaba con una pista de baile al aire libre y con un club que en un principio se llamó Unión y luego Club Atlético Defensor de Olmos. Nada hacía suponer que de aquella prospera localidad, años después, la emigración paulatina, pero sin pausa, de sus habitantes hacia localidades más grandes enterrarían para siempre los sueños de sus fundadores.

Hoy es solo un paraje casi olvidado en el que los Pedraza son la única familia que habita el lugar “…poco a poco, se fueron alejando los vecinos. La influencia de las dos localidades vecinas de La Carlota y Canals implicó una zona de atracción y el pueblo se fue deshabitando….”

Graciela Provens, quien vivió hasta los 10 años en Olmos, comentó a Tomás: “En el almacén de ramos generales de mi padre se recibía diariamente el diario en el tren y se vendían desde periódicos hasta roperos, artículos de almacén, indumentaria, muebles, baterías de cocina, blanqueria, ropa de trabajo, etc".

299

Y agregó: "Llevamos una infancia muy linda en ese lugar que, si bien era pequeño, teníamos a nuestros padres que se ocupaban mucho de nosotras y los fines de semana iban a distintos lugares….”

Por otra parte, Teresita Provens, hermana de Graciela, contó: "Recuerdo la llegada del tren, el compartir con los niños en la escuela y con los jóvenes del pueblo que se reunían a jugar al billar en el negocio de mi padre, la partida de mis familiares (tíos y primos) que se iban a vivir a ciudades importantes...".

Los Calderón eran una acaudalada familia que vivía en la ciudad de Olmos, situada en cercanías de Rosario. Ellos fueron los que donaron las tierras necesarias para hacer la estación de ferrocarril, a la que se le puso el nombre de Estación Olmos, en honor a al pueblo de origen de la familia. Con el correr de los años, se empezó a llamar al pueblo de esa manera.

297 choro de foto

Asimismo donaron terrenos para construir la plaza, el hospital, el cementerio, entre otros. Si bien estaban planificados en el mapa, nunca llegaron a realizarse.

Los demás terrenos se fraccionaron y vendieron o alquilaron a la gente que deseaba asentarse en esa zona, aprovechando los beneficios del paso del ferrocarril. La familia Calderón cada vez que pasaban por allí, de camino a una estancia que tenían en Alpa Corral, paraban en sus tierras para cobrar los alquileres y ventas.

La Escuela Fiscal Mixta “Mariano Moreno” fue la única escuela de Olmos construida en el año 1925 durante la gobernación del Dr. Ramón Cárcano.

Se comenzó dando clases hasta 3er grado que en ese entonces era 1ro. Inferior, 1ro. Superior, Segundo y Tercero. No hay datos concretos de quien fue su primer director/ra. Se dice que pueden haber sido las hermanas Delia y María (se desconoce el apellido) una directora y la otra maestra. Concurrían más o menos 70 alumnos.

Lamentablemente, por el deterioro del edificio -principalmente de su techo de tejas- se decidió solicitar a la jefatura de policía de La Carlota cediera en calidad de préstamo el edificio de la subcomisaria. Nunca se consiguió que ningún gobierno repare los daños que el tiempo le había causado a la escuela.

En Olmos no había capilla. Un grupo de vecinos recaudaron fondos organizando bailes, fiestas, carreras de caballos, cenas, donaciones, etc. La Sra. Eloysa de Calderón donó el sitio y la mano de obra estuvo a cargo de Don Silvio Bertozzi , el albañil del pueblo.

La capilla se comenzó a construir en el año 1930 con la colaboración de todos los vecinos y de la comisión que se llamó “Comisión Pro Templo”.

Cuando se comenzó a tratar el tema de cuál sería el Patrono/na venía la discordia ya que cada uno tenía devoción por algún santo. Se mandó a comprar una imagen de la Virgen de Luján a Buenos Aires pero, cuando llegó el encargo, descubrieron que la imagen era la de Santa Teresita.

En 1954, un fuerte tornado voló el techo de varias viviendas incluso el de la capilla. Calmada la tormenta, los vecinos se reunieron en el lugar preocupados por la imagen de la Patrona “Sta. Teresita”. La imagen estaba intacta en su lugar, solo humedecida por la lluvia que calmó el temporal.

El domingo 15 de mayo de 1966, con la visita de Monseñor Blanchoud, quedó bendecida la restauración de la capilla.

296

Al igual que tantas localidades que atraviesan las mismas penurias, Olmos vio cómo se iba apagando su fuego mientras esperaba la mano salvadora, que nunca llegó, y sin que desde sus mismas entrañas surgieran iniciativas para revertir el proceso.

Encapsulados en el tiempo, detenidos y amenazados, cientos de pueblos de todo el país asisten a su declive con la esperanza de que algo o alguien llegue en su rescate. En el fondo, muy pocos creen que el destino pueda depararles el peor final: la desaparición. Mas allá de lo expresado "…Los pueblos no mueren, la historia permanece…”.

Fotos: FM Más Reseña de la historia Cadena 3

Redacción Región Del Maní

Región del Maní; sitio web de Noticias redactado desde la Ciudad de General Cabrera.
Director, Gerardo Daniel Bessone

Te puede interesar