RÍO CUARTO: ¿¿ Quién es Florencita , la niña milagrosa del cementerio de Río Cuarto????

En la actualidad muchos creyentes , buscan beatificar a "Florencita" e invitan a la gente que cuente si alguna vez le concedió un milagro.
259
Fotos Somos Río Cuarto

Cada Ciudad es dueña de una serie interminable de mitos urbanos y creencias que se cuentan de generación en generación; Río Cuarto no es la excepción; y la historia de Florencita no es muy conocida, incluso la desconocen muchos vecinos que dicen que es milagrosa.

En el Cementerio de la Ciudad de Río Cuarto  existe una especie de santuario en homenaje a una niña riocuartense de 14 años que vivió en el siglo pasado y a quien se le atribuyen milagros. El panteón está empapelado de placas de agradecimiento proveniente de distintos puntos de la  ciudad y del país.

El sepulcro de “La Florencita”, ubicado de la entrada del cementerio unos metros a la derecha,  es un  lugar enigmático que forma parte del folclore local, y que cada día se transforma en leyenda, está siempre colmado con flores, velas y regalos, los restos de la niña más famosa del Imperio jamás dejan de estar acompañados por fieles que le rezan y le agradecen por sus milagros.

260

Vivía  con su madre en una casa de calle Cabrera de la ciudad de Río Cuarto, había nacido el 16 de agosto de 1909, el padre de Florencia Ordoñez caballero abandona a la niña y a la madre tras su nacimiento. Juntas acudían  a misa diariamente en el Convento San Francisco Solano de la Ciudad de Río Cuarto conocida como la Iglesia de San Francisco.

A los 14 años de edad, el 23 de enero de 1924, muere la niña, el primer mito urbano de la niña fue tejido, según la tradición oral, a un año de su muerte. La niña había sido sepultada en el sector conocido como “cementerio de los pobres”, un año más tarde la madre decidió trasladarla hasta un panteón más lujoso y cuando sacaron el féretro para llevarlo la niña estaba intacta como si recién hubiese fallecido y hasta algún osado se anima a decir que la madre le cambiaba la ropa; un  culto popular  similar al del niño “Miguelito” de La Rioja. Su madre sostenía que estaba intacta porque la Virgen la había santificado.

“La Florencita” era una niña riocuartense a la cual su madre crio para santa. La reconstrucción de la historia dice que los motivos maternos no eran quizá piadosos, ya que la niña era hija de un hombre que abandonó a la mujer o cuando estaba embarazada o cuando la niña era muy pequeña yéndose detrás de otro amor.

258

Ese abandono hizo que la Florencita fuera destinada por su madre a ocupar un lugar en el santoral, quizá para expiar el pecado del padre. Lo cierto es que siempre la vistió de blanco, a veces con algún toque celeste, le enseñó a rezar cuando apenas hablaba y la llevaba desde bebé a un convento de monjas, en donde seguramente alguna vez ingresaría.

Pero una enfermedad hizo  que la niña muriera a los 14  años , la fiebre tifoidea. A partir de ese momento la madre habría fatigado a amigas y conocidas repitiendo  "pídanle una gracia a la Florencita, que ella se las va a cumplir". Una de esas amigas se encontraba en la situación desesperada para aquellos años ya que tenía  un novio judío que se negaba a renegar de su fe para convertirse al catolicismo, por lo que el matrimonio era imposible. Empujada por la desesperación hizo algo que probablemente pensó que jamás confesaría a nadie, le imploró al alma de la hija muerta de su amiga. Cuando, muy sorpresivamente, el señor judío decidió que su novia bien valía una misa, la señorita le dijo a su amiga que la Florencita había obrado el milagro.

Tras ese milagro seguramente vinieron otros y otros hasta que su historia se hizo muy popular en Río Cuarto y la zona y la Bóveda se llenó de placas de agradecimiento

257

Hace unos años, cada dos o tres meses, los empleados del cementerio quitaban unas cuantas placas de homenaje para dejar espacio a otras.

Dice el mito urbano que hasta una periodista local, cuyo nombre de boca en boca no trascendió, que al empezar a investigar la historia sintió  que alguien le decía que la liberara, que contara la verdad, que se estaba asfixiando , algo así como  que la niña muerta le dijo que contara toda su historia.

Se cuenta que una familia muy católica y de cierto poder en la ciudad, emparentada con la niña, procuró sin éxito debilitar el culto popular, pero no lo logró ya que  centenares de placas adosadas al monumento testimonian que la “Florencita” sigue siendo el centro de veneración popular en el Cementerio de la Concepción de Río Cuarto.

256

En la actualidad muchos creyentes , buscan beatificar a "Florencita" e invitan a la gente que cuente si alguna vez le concedió un milagro.

Este este cementerio no se oyen ruidos extraños en las noches… En este cementerio el culto popular hace que una tumba sea un lugar sagrado.

 Fuentes de información: Libro: Puro y Fresco de Río Cuarto Tenaglia y otros providenciales ( Lionel Gioda). Historias de Río Cuarto Entre Todos (Área de Cultura Municipalidad de Río Cuarto). Diario “El Popular” (Olavarría . Bs As) . Somos Río Cuarto.  Fotos Somos Río Cuarto

259

 

 

Redacción Región Del Maní

Región del Maní; sitio web de Noticias redactado desde la Ciudad de General Cabrera.
Director, Gerardo Daniel Bessone

Te puede interesar

Newsletter

Te puede interesar