GENERAL DEHEZA: Padres de niños de un jardín maternal se presentaron en Tribunales de Río Cuarto.

Deheza 06 de noviembre de 2021 Por Redacción Región Del Maní
Fuente de Información y Foto: Puntal.
289

Fuente de Información y Foto: Puntal.

Diálogos y preguntas con contenido sexual, cambios de conductas, miedos para dormir o estar solos, orinarse, fueron algunas de los hechos advertidos por los papás de una niña de menos de 4 años, quienes decidieron radicar la denuncia por supuestos abusos sexuales que habrían ocurrido en un jardín maternal de General Deheza.

A este primer caso, se suman los de otros papás que refieren conductas similares en sus hijos y acompañan a M., el primero de los padres que se animó a denunciar en la comisaría local y luego en la Justicia para pedir la investigación.

El relato de la pequeña fue grabado y es parte de la prueba aportada en la causa que se sustancia en la Fiscalía de Instrucción de Segundo Turno, a cargo del doctor Javier Di Santo, que ya realizó en agosto pasado un allanamiento del jardín y de la casa que se comunica con el establecimiento. Del lugar se retiraron elementos tecnológicos, así también celulares de los propietarios y de una docente.

Ayer, un grupo de papás acudieron a Tribunales de Río Cuarto y lograron mantener una audiencia con el fiscal. El objetivo era saber del avance de la causa, que comenzó a investigarse en agosto.

El jardín continúa abierto. Mientras tanto en la Justicia se sustancia e investigan tres denuncias. Por el momento no hay imputados, y la guardería sigue funcionando normalmente.

Ante la gravedad de la denuncia, y que se investiga posibles abusos a menores de edad, es que se preserva el nombre de los denunciantes, para evitar la revictimización y exposición de los pequeños.

El relato que a continuación sigue es del primer padre que realizó la denuncia y que contó a Puntal sobre cómo advirtieron y ocurrieron los hechos. Fue él quien, junto a su mujer también, puso en autos a otras familias, las que comenzaron a encontrar coincidencias en el comportamiento de sus hijos.

“Es un jardín maternal que van niños de hasta 4 años. En el caso de nuestra hija, nosotros notamos que había tenido un retroceso. Siempre fuimos padres muy atentos al desarrollo y ha sido siempre muy estimulada neurológicamente. Pero notamos que había tenido un retroceso muy grande en la comunicación, en la conducta. Hablaba de temas sexuales que no tenía por qué hacerlo en una edad tan temprana”, expuso M.

Para continuar señalando que fue el 17 de agosto pasado, que compartiendo el día en familia la pequeña hace un comentario sexual “muy aberrante y explícito”.

“Eso nos hizo sonar todas las alarmas porque ella no tiene hermanos, no tiene primos, ni tíos, ni abuelos, estamos solos. Estábamos en pandemia. Solamente iba a la guardería y a natación una horita. Entonces dijimos de dónde surge toda esta situación. Inmediatamente nos comunicamos con una psicóloga infanto juvenil que nos da herramientas y al día siguiente aplicamos esas herramientas y durante 30 minutos grabamos todas las cosas aberrantes que nuestra hija nos contó que acontecían en el jardín”, siguió relatando el papá.

“Nombra a docentes, a hombres malos, nombra los lugares que le tocaban de su cuerpo, que le tomaban fotografías. Nos decía que había muchas niñas, hombres, que había mujeres y que también estaba la seño”, aseguró M.

Desesperado por esta situación, este papá se puso en comunicación con el comisario de General Deheza e inmediatamente realizó la denuncia y se elevó la consulta a Fiscalía.

En menos de 24 horas se allanó la guardería, la casa que está en comunicación por una puerta interna. Se secuestraron todos los elementos informáticos para procesarlos y los teléfonos de la dueña, del marido y de una de las seños que estaban en ese momento”.

A partir de allí, decidió esta familia comunicar a otras, cuyos hijos iban o van al mismo jardín sobre la situación que atravesaban. “Los citamos en casa para comentarles. Y había un montón de coincidencias con otros niños. Algunos que no podían dormir más solos, que se orinaban en la cama, que vomitaban, que hablaban de contenido sexual”.

Muchos padres optaron por sacar a sus niños del lugar, otros de enviarlos a distintos establecimientos y algunos continúan en la institución. Asumen los denunciantes que “hay padres que han tomado más dimensión que otros, porque hay muchos que lo han negado. Otros que los llevan (a sus hijos) al psicólogo y ellos mismos van al psiquiatra pero no hacen la denuncia porque es un pueblo, porque hay mucha hipocresía, mucha negación”.

La mamá de la primera niña que abrió esta investigación, expresó su malestar por la falta de accionar del Municipio, que permite siga funcionando dicho jardín maternal.

“La Municipalidad sostiene que no tienen las herramientas administrativas para mantener cerrado este lugar ni siquiera por prevención teniendo en cuenta que este es un tema de salud pública” ,lamentó la mujer.

Consultada por qué la Justicia no ordenó la clausura preventiva del lugar, según esta mamá, se debe a que se está en pleno proceso de investigación y esperando las pruebas.

En cuanto a la propietaria del establecimiento maternal, la mamá sostuvo que “nunca se prestó a verificar o ponerse a disposición de la Justicia”.

“Ella hace alegatos por redes sociales o manipulación a otros padres o a través de personas amigas, expresando su inocencia a la opinión pública. Pero la Justicia será la que determinará lo que realmente sucedió en este lugar”, finalizó.

 

Fuente de Información y Foto: Puntal.

 

Redacción Región Del Maní

Región del Maní; sitio web de Noticias redactado desde la Ciudad de General Cabrera.
Director, Gerardo Daniel Bessone

Te puede interesar

Newsletter

Te puede interesar