VILLA MARÍA: ¿¿¿Existe la llorona de Villa Nueva y Villa María ???

Tal vez la llorona no exista, pero usted se anima a charlar con una mujer que llora en una oscura noche de invierno.

Video: Villa María Ya

Cada Ciudad es dueña de alguna historia que tiene que ver con el mito urbano conocido como “La Llorona”, y Villa Nueva  no es la excepción. Lo más curioso es que la leyenda de la llorona en la dicha Ciudad está situada más cercana en el tiempo y hasta los más osados le ponen nombre y apellido al espíritu que deambula por la noches.

La última versión de la aparición de “la llorona” data del año 2019 y hasta el portal de noticias “Villa María Ya” publicó un extraño video de los hechos; en ese año decían que en la zona de una cancha de básquet al aire libre ubicada en el Parque “Hipólito Irigoyen” de la Ciudad de Villa Nueva se pudo ver durante varias noches mujer, descalza, pelo largo negro, vestido largo blanco que emitía un sonido  similar al que produce una mujer cuando llora.

Según el video difundido; lograron filmar, con sus celulares el espectro quien no se deja ver el rostro, camina por el lugar y luego se direcciona hasta el cauce del río donde desaparece.

fantasma-890x395jpg

Aquel año 2019, mientras la Ciudad debatía la veracidad o el truco a la hora de haber filmado ese video sirvió para que en las redes sociales se contara una historia que emparentaba la Ciudad de Villa Nueva con su vecina Villa María, sólo las separa el río, la versión que ganó la calle es una historia muy triste que hasta tiene nombre y apellido.

Versiones que se cuentan en la calle 

La historia dice que una mujer, (por respeto a los familiares y amigos no escribiremos su nombre), habría sido despojada de su bebé, una niña de un año, durante la dictadura militar antes de 1982, unos  dicen que el robo del bebé tuvo que ver con una venganza y otros por el año lo asocian al proceso militar. La mujer habría quedado sola y triste en una especie de cabaña en un lugar alejado hasta que falleció y su cuerpo fue hallado mucho tiempo después totalmente descompuesto.

Otra versión, con el mismo nombre y apellido,  habla de que los militares habían secuestrado a su esposo y que ella incendió la casa humilde en un descampado donde vivía con sus hijos y que los niños fallecieron carbonizados; mientras ella miraba desde lejos. Habría aparecido su cadáver un tiempo después descompuesto en un descampado.

Aparentemente en 1990, un hombre, que también mencionan con nombre y apellido, vio por las calles de Villa María a una mujer hermosa pero de rostro triste que caminaba sola pasadas las tres de la mañana al acercarse y preguntarle porque lloraba irrumpió en llanto desenfrenado y le contó cómo se llamaba y que le habían robado la bebé. Grande fue la sorpresa del hombre al contar la historia a otras personas y comprobar que había hablado con un fantasma de una persona fallecida en la década del 80.

Otras versiones más aterradoras hablan de que la llorona habría perseguido a las madres que pasaban por el lugar junto a sus hijos para robárselos

Tal vez la llorona no exista, pero usted se anima a charlar con una mujer que llora en una oscura noche de invierno.

 

Redacción Región Del Maní

Región del Maní; sitio web de Noticias redactado desde la Ciudad de General Cabrera.
Director, Gerardo Daniel Bessone

Te puede interesar

Newsletter

Te puede interesar