GENERAL CABRERA: La pista de baile maldecida en Barrio Hipódromo.

Cabrera 22 de mayo de 2022 Por Redacción Región Del Maní
Una mujer de la Comunidad gitana habría impartido una maldición sobre la pista; “… Nunca más van a poder hacer un baile acá…” fueron las palabras que resonaron como eco con el correr de los años.
277

A fines de la década de los 70; había un lugar en General Cabrera, la ciudad capital industrial de la “Región del Maní” que se caracterizaba por ser el espacio donde los bailes tenían un gran éxito; la pista del Club Unión, enclavada en el corazón de Barrio Hipódromo, a pasitos de la metalúrgica Pecayna y la empresa de materiales para la construcción Hormaco. Si bien el predio tenía los servicios y comodidades para realizar bailes como por ejemplo los baños; no tenía techo, se trataba de una pista al aire libre con un escenario en donde se lucían las mejores orquestas de cuarteto.

El Club Unión, tenía su apogeo y brillo que perdería por un hecho inesperado, y solamente explicable desde el punto de vista de lo paranormal. Una noche había un baile en la pista, a fines de la década de los 70, la noche era soñada mucho público y muy divertida a los acordes del “tunga tunga”. Por esos días una comunidad de gitanos había acampado en Cabrera y en otros bailes habían generado peleas y disturbios con los bailarines; cuando la fiesta ya estaba a poco de concluir llegaron los gitanos en grupo al baile en la pista del Club Unión de Barrio Hipódromo y cuando se acercaron a abonar al entrada los organizadores les informaron que no podían ingresar a la pista. En ese momento y tras una tensa discusión una mujer de la Comunidad gitana habría impartido una maldición sobre la pista; “… Nunca más van a poder hacer un baile acá…” fueron las palabras que resonaron como eco con el correr de los años.

Varias veladas de baile fueron organizadas por el Club pero siempre la lluvia hacía que la fiesta se suspendiera, ya que la pista era al aire libre.

En los comienzos de los años 80 el reconocido animador de bailes de cuarteto Felix “Biri” Rivera se animó a organizar una “Fiesta de Cuartetos” con cuatro orquestas en la pista del Club Unión; se habían montado bocinas de sonido en el lugar y donde además de la publicidad callejera se anunciaba el evento; la jornada del sábado amaneció con un día espectacular, pero a las cinco de la tarde unos nubarrones anunciaban la llegada de la tormenta; Rivera no se asustó y armó un plan B, a través de la propaladora con grandes bocinas en la puerta de la pista  y de la publicidad callejera de Giraudo sonido se anunciaba que el baile se trasladaba a los galpones que le había alquilado la Cooperativa Cotagro a la vera de la Ruta 158; en el sector donde hoy funciona la balanza de la Cooperativa. Se trasladaron las sillas del depósito que había bajo el escenario de la pista y el sonido hasta dicho galpones, pero parece que la maldición iba más allá de todo;  se cortó la energía eléctrica en toda la Ciudad desde las nueve de la noche hasta la mañana siguiente y el baile se suspendió; Biri aún hoy recuerda la cantidad de dinero que perdió y que hasta una demanda judicial y un embargo a las herramientas de su carnicería le había costado.

Hubo otros intentos del Club de organizar bailes pero siempre la lluvia los hacía fracasar hasta que a comienzos de los 90 otra vez “Biri” Rivera desafió la maldición de la pista y encaró una nueva empresa junto al club; la presencia nada más y nada menos que de “El Rey” Pelusa, artista de cuarteto después  radicado en Miami con gran éxito. Como se preveía la presencia de mucho público se cerraron las calles del Barrio Hipódromo y se hizo el baile en la calle ya que la pista hubiera quedado chica, todo un éxito, el tiempo y la difusión en las radios de la Ciudad de Córdoba sumado a que temas como “Viejo Lobo” o “Rompamos el contrato” sonaban en todos lados fueron más fuertes que la maldición gitana; aunque los cabuleros dicen que sobre la calle no pesaba ningún maleficio.

Con el tiempo, tal vez por el mito urbano de que el lugar estaba maldito, Club Unión se llenó de yuyos, muchas veces de caballos, no se formaron más comisiones; y sobre la pista sólo vive el recuerdo de los grandes bailes y de los campeonatos de fútbol para niños que organizaba el árbitro “Cachetada Luna”… Una verdadera lástima un lugar de Cabrera que murió con el paso del tiempo… Recordaremos la institución que murió maldecida; a pesar de que en Inspección de Personas Jurídicas era impecable en cuanto a lo legal… La pista algún día volverá a brillar, nos atreveremos a cruzar su deteriorada puerta…O al pasar escucharemos un ruido extraño tras nuestros pasos.

237MENDOZA: Murió de COVID, la sepultaron… después les hizo una video llamada a la familia.
037.GENERAL CABRERA : Pasaron doce años y la gente no olvida el fantasma del triciclo blanco
223GENERAL CABRERA: La última aparición del fantasma.

Redacción Región Del Maní

Región del Maní; sitio web de Noticias redactado desde la Ciudad de General Cabrera.
Director, Gerardo Daniel Bessone

Te puede interesar

Newsletter

Te puede interesar