EL ESPINILLAL: Más relatos de “extraños sucesos” y fantasmas en la zona rural.

El Espinillal- Los Molles- Las Peñas 31 de julio de 2022 Por Escribe Gerardo “Tito” Bessone
usted ¿¿¿Se anima a circular por allí de ocho a nueve y media de la noche????
112
Imagen meramente ilustrativa, no corresponde a la noticia .

Escribe Gerardo “Tito” Bessone

Tras la publicación de la nota sobre “extrañas apariciones” en la zona del cruce entre el camino de acceso a Puente Los Molles y la Ruta E 90 conocida como “Ruta del Tegua”; sucedió algo que nos asombró; fueron innumerables los mensajes que recibimos de personas contándonos experiencias similares acontecidas en ese sector de la Región del Maní.

Como dije en la primer nota  había dudado publicar la primer nota ya que no había demasiados detalles de lo que acontecía y además yo había vivido  y trabajado en las inmediaciones de ese cruce de caminos y nunca había visto nada “paranormal”.

El acontecimiento que más me llamó la atención de todo lo que me contaron tras la publicación de la primera nota se dio en el camino rural que une el cruce de caminos antes mencionados con la localidad de Carnerillo; como siempre hacemos en estos casos no divulgamos la identidad de la persona que nos relata los hechos para no comprometerlo.

Para los que no conocen el lugar; en primer término debemos describir el sitio de los acontecimientos; el camino que une el cruce a Puente Los Molles y Carnerillo es un camino que con el correr de los años se convirtió en una gran barranca que durante en los meses de lluvia se torna intransitable. Se transita con los vehículos por dentro de una barranca que por momentos es muy profunda, los vehículos marchan rodeados de grandes paredones de tierra y algunas malezas.

Una familia circulaba en un automóvil, de noche,  por razones particulares por ese camino; cuando se ingresa al sector de barrancas es complicado realizar las maniobras cuando dos autos que marchan en sentido contrario se encuentran las solución es que uno de ellos retroceda hasta encontrar un sector en que el camino se enanche.

De noche es más fácil determinar cuando viene un vehículo en el interior del camino ya que se ven de lejos las luces. La persona que nos contó su experiencia venía manejando desde El Espinillal hacia la zona rural cercana a Carnerillo, cuando va ingresar a la barranca ve la luz en su interior; para evitar maniobras de noche retrocedió hasta fuera del acceso a la barranca.

A los pocos minutos como la luz no salía de la barranca pensó que podía ser alguien que se había detenido y que necesitaba ayuda y resolvió ir en su encuentro. A medida que avanzaba la luz se iba acercando de manera lenta como si fuera un auto que avanzaba que no llegaban a encontrarse hasta que cuando interpretó que la luz estaba a pocos metros pero de repente se apagó y no había allí ningún vehículo ni nada que emitiera luz .

Pero el fenómeno que nunca olvidará se dio a los pocos segundos; ni bien la luz desaparece la empieza a ver en los espejos retrovisores de su auto; como si fuera otro vehículo que los seguía pegado al paragolpes, ante el pánico de quienes viajaban en el auto.

Al comentar los protagonistas de esta historia este extraño suceso con personas que habitualmente circulan por el sector supieron que se habla de que entre las ocho y las nueve y media de la noche, si así de preciso lo relatan, se ven extrañas luces en el sector y que el lugar más repetido son los eucaliptus ubicados en la Ruta E 90, o camino del Tegua, justo en el cruce que tiene el cartel que anuncia el viaje hacia Puente Los Molles.

Desde la época de nuestros abuelos en la zona rural se habla de la luz mala en los parajes rurales y para sumarle más datos a los mitos rurales, páginas web de Estados Unidos vinculadas a caídas de meteoritos y extraterrestres vinculan a la zona ubicada entre Carnerillo y El Espinillal como sector de caída de meteoritos hace algunas décadas.

Quizás las luces en la zona de El Espinillal, no existan… Quizás sean sólo fruto de la imaginación de las personas que circulan por allí, pero usted  ¿¿¿Se anima a circular por allí de ocho a nueve y media de la noche????

El Farol de Mandinga

En el noroeste argentino también se le da el nombre de luz mala al «farol de Mandinga», fosforescencia que suele verse en cerros y quebradas durante los meses más secos, después de ponerse el Sol. Se asegura que el farol de Mandinga aparece en lugares en los que hay enterrados tesoros de oro y plata, y que la luz es el espíritu del antiguo dueño tratando de alejar del lugar a los extraños.

En la actualidad se acepta que el mito tiene su origen en el fenómeno real del fuego fatuo, fosforescencia producida por la descomposición de materias orgánicas sobre el suelo o enterradas a poca profundidad.

También puede ser la resultante de la luz de la Luna en los huesos de vacas muertas en el campo. Al reflejarse en el medio de la noche produce un efecto de luz que es interpretado por la gente de los alrededores como algo sobrenatural, que termina siendo refutado al llegar al lugar de la luz. Normalmente la gente se aleja o realiza ritos populares evitando acercarse. Además no es el mismo el efecto que se produce a distancia, por lo que a medida que uno se acerca puede que la reflexión se vea de manera distinta. Los lugareños al acercarse veían el animal ya sin vida, cuya muerte era atribuida a la luz mala, he aquí el porqué de la imagen siniestra de tal acontecimiento.

Tal vez la luz mala sea sólo un mito contado de generación en generación, pero usted que está leyendo este texto de noche, se anima a mirar por la ventana???.

Imagen meramente ilustrativa, no corresponde a la noticia .

 

127EL ESPINILLAL: “Extrañas apariciones” en la zona del acceso a Puente Los Molles.
004CARNERILLO: ¿¿¿ Los médanos de Carnerillo estarían formados por meteoritos?????
004EL ESPINILLAL: En la zona de El Espinillal también podrían haber caído meteoritos.



 

Te puede interesar

Newsletter

Te puede interesar